¿Qué es el climaterio?

El climaterio comprende el período donde la mujer pasa de la etapa reproductiva o fértil, a la no reproductiva.

 

 Representa, al igual que la adolescencia y la maternidad, una etapa crítica en la vida de la mujer. Estas etapas están marcadas por hechos físicos, como la menarca (primera menstruación) en la adolescencia, el parto en la edad fértil y la menopausia en el climaterio.

 

Todas las mujeres nacen con cerca de medio millón de óvulos en sus ovarios, pero sólo utilizan unos quinientos durante las tres o cuatro décadas de su vida reproductiva.

 

Cada mes, durante el ciclo menstrual un óvulo madura y es liberado por el ovario.

 

El sistema reproductor asegura que sea posible la concepción cada mes y en caso de que se presente la fertilización, exista un ambiente apropiado para el desarrollo del embrión; Si la fertilización no se presenta, se eliminan las células endometriales a través de la menstruación.

 

Esta secuencia se repite automáticamente todos los meses, año tras año hasta que un día deja de suceder.

 

La menopausia es el nombre con que se define a la última menstruación. Y es, desde el punto de vista biológico, el fin del período reproductivo de la mujer. Señala la declinación funcional del ovario (encargado de producir estrógenos, progesterona y pequeñas cantidades de andrógenos en el período fértil).

 

La menopausia (cese de la menstruación) marca dos fases en el climaterio:

- La pre-menopausia son los años que preceden a la última menstruación, y cuando los estrógenos comienzan a disminuir

- La post-menopausia es la fase que comienza un año después de la menopausia (aproximadamente a los 50 años). Se caracteriza por ser una etapa sin sangrado menstrual (que se llama amenorrea), y por suscitarse una serie de cambios.
 

Es importante comprender otro término, la perimenopausia, la cual es la fase que comienza 2 a 3 años antes de la menopausia y finaliza al año de ausencia del sangrado menstrual. En esta etapa, es donde se presentan los mayores síntomas climatéricos.

Dejá un comentario