¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos son métodos utilizados para prevenir el embarazo. Existen muchos métodos anticonceptivos efectivos y elegir el más conveniente depende de la persona y del tipo de relación que se viva y es aconsejable consultar con su médico para recibir todo el asesoramiento necesario.

 

 

Clasificación de los métodos anticonceptivos

 

¿Qué Métodos anticonceptivos existen?

La primera clasificación que podemos hacer sobre los métodos anticonceptivos existentes, es según su REVERSIBILIDAD.

 

En base a ello, los distintos métodos se clasifican en:

- Métodos Temporales: son Reversibles, es decir, que si no se contínua con la utilización del método, la mujer puede quedar embarazada.

- Métodos Definitivos: los métodos anticonceptivos Definitivos son Irreversibles, una vez realizado el método (ya sea en el hombre o en la mujer) la pareja no podrá concebir un hijo.

 

 

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS DEFINITIVOS

 

¿En qué consisten los métodos anticonceptivos Definitivos?

Los métodos definitivos son quirúrgicos y pueden llevarse a cabo tanto en el hombre (vasectomía) como en la mujer (Salpingoclasia o “Ligadura de Trompas”).

La vasectomía consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes en el hombre. De esa forma, los espermatozoides producidos en los testículos no pasan a través de los conductos deferentes y no forman parte del eyaculado.

 

A diferencia de la esterilización en la mujer, éste es un procedimiento sencillo que no requiere hospitalización.

 

La Salpingoclasia, también llamada ligadura de trompa, es la oclusión tubárica bilateral en la mujer, es una intervención quirúrgica en la que se seccionan las trompas de Falopio en su tercio medio, para evitar que un óvulo sea fecundado y llegue al útero, lo que produce la esterilización definitiva.

 

 

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS TEMPORALES

 

¿En qué consisten los métodos anticonceptivos Temporales?

En este grupo, existen distintos métodos. Algunos se clasifican por ser naturales y otros por no serlo, es decir, que presisan la utilización de procedimientos mecánicos o químicos: métodos de barrera y hormonales.

 

 

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS DE BARRERA:

 

PRESERVATIVO

 

Consideraciones a tener en cuenta al utilizar un preservativo.

 

El preservativo es uno de los métodos anticonceptivos más conocidos y usados en el mundo. Son recubrimientos delgados de distintos materiales (latex, poliuretano) que pueden ser tratados con espermicida para ofrecer mayor protección. 

 

Colocándolo sobre el pene erecto antes del acto sexual, impide que el semen entre en la vagina. Además, ofrece protección contra enfermedades de transmisión sexual.

 

Los condones difieren en forma, color, lubricación, espesor, textura y el espermicida agregado (en general, nonoxinol-9).

Su modo de uso es siempre el mismo: se desenrolla completamente hasta la base del pene, mientras se sujeta la punta a fin de dejar espacio para el semen y evitar que se rompa.

 

Es un método anticonceptivo muy eficaz siempre y cuando sea utilizado de manera regular y adecuada. El promedio de embarazos por cada cien parejas es de entre cinco y veinte.

 

Las ventajas del preservativo como método radican principalmente en su precio económico y su funcionalidad: es fácil de conseguir, transportar y usar. Además, no posee efectos secundarios ni interfiere con el ciclo menstrual.

Sus mayores puntos negros son que sólo puede usarse una vez, suele interrumpir la actividad sexual y reducir el placer. También hay que protegerlo del calor y la luz y evitar que se rompa. Es importante recordar que sólo debe ser usado una vez.

 

 

DIAFRAGMA

 

Consideraciones a tener en cuenta sobre el diafragma.

 

El diafragma es un aro metálico que posee una membrana de látex en forma de cúpula.

 

Insertándolo en la vagina antes del coito y cubriendo con éste el cuello uterino, impide que los espermatozoides penetren el útero y las trompas. La efectividad de este método anticonceptivo, si se aplica correctamente, es del 94 por ciento. En caso de que las instrucciones no se sigan al pie de la letra, se reduce a un 80 por ciento. Para mejorarla, se puede combinar con algún otro método anticonceptivo.

 

La duración promedio del diafragma es de dos años. Se vende bajo prescripción médica y viene en diferentes tamaños. Se sugiere consultar al ginecólogo cuál es el más adecuado. El modo de colocación no es complicado, pero la primera vez es aconsejable contar con el acompañamiento de un médico.

 

El diafragma debe cubrir el cuello uterino y su anillo debe ubicarse bajo el hueso púbico. Con las manos limpias, se debe cubrir la cúpula y el aro con dos cucharadas de crema o gel espermicida e insertarlo. Se puede colocar hasta dos horas antes de tener una relación sexual. Después del sexo hay que esperar seis horas para retirarlo. Si se quiere volver a tener relaciones, es preciso volver a poner crema o gel, sin tocar el diafragma. Debe ser retirado antes de las doce horas para no provocar infecciones.

 

El diafragma se quita tomando el aro con el dedo índice por debajo y tirando suavemente. Luego, se lava con agua tibia y jabón antibacterial, se deja secar y se guarda hasta el próximo uso. El diafragma puede ser lavado y reutilizado, no se nota su presencia y no produce cambios hormonales. Como desventajas puede mencionarse que no protege contra las enfermedades de transmisión sexual y su colocación puede ser incómoda.

 

 

 

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS HORMONALES:

 

Los métodos anticonceptivos hormonales son una de las técnicas más utilizadas a nivel mundial y poseen las tasas más altas de eficacia.

 

Su acción principal es la inhibición de la ovulación, mediante el bloqueo de los estímulos que recibe el ovario de la hipófisis para producir óvulos.

Además, las hormonas hacen que el moco se espese y el cuello uterino se vuelva impenetrable para los espermatozoides.

 

 

Dado que estas hormonas circulan por todo el cuerpo, presentan diversas ventajas y desventajas:

 – Entre sus puntos a favor encontramos que regula el ciclo menstrual, disminuye el flujo y atenúa los dolores, además de reducir el riesgo de anemia y cáncer de ovario, endometrio y colon.

Como contra, no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, (por lo que se recomienda complementar su uso con métodos de barrera) y puede provocar efectos secundarios, tales como cefalea y disminución de la libido.

 

Existe una gran variedad de métodos hormonales con distintas composiciones, dosis y formas de administración.

 

  

PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS

Son compuestos químicos que actúan sobre el sistema hormonal. Se suministran oralmente. Su objetivo es impedir la ovulación y fecundación del óvulo. Posee un 99 por ciento de efectividad si se toma todos los días. En caso de olvido, esta cifra se reduce considerablemente. Debe empezar a consumirse el primer día de la menstruación.

 

MÉTODO SUBDÉRMICO

 Es un implante del tamaño de un fósforo, que se coloca por debajo de la piel del brazo de la mujer. Ofrece protección contra el embarazo hasta por tres años. Tiene un 99 por ciento de seguridad. Puede ser retirado en cualquier momento.

 

ANILLO VAGINAL

Es un aro transparente y flexible que se introduce en la vagina, donde permanece por tres semanas y se retira durante la menstruación. Posee una eficacia del 99,7 por ciento y contiene la mitad de hormonas que otros métodos anticonceptivos.

 

PÍLDORA CERO ESTRÓGENOS

Ideal para aquellas mujeres que no pueden o quieren tomarlos.

 

PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS

No es un anticonceptivo regular, sino un método de emergencia. Se toma en caso de relación sexual sin protección o forzada. Inhibe la ovulación y fecundación mediante la ingesta de una sola píldora o dos separadas por 12 horas, dentro de los tres días siguientes a la relación. Cuanto más cercana a la relación sin protección se tome mejoraría su eficacia.

 

ESPERMICIDAS

Son métodos anticonceptivos formados por dos componentes, uno químico (que normalmente es nonoxinol-9) y otro inerte, cuya acción principal es desactivar o matar a los espermatozoides a fin de prevenir el embarazo.

Están disponibles en farmacias sin prescripción médica y en diferentes formas: aerosol, cremas, tabletas y óvulos vaginales. También pueden usarse combinándolos con otro método anticonceptivo.

 

En forma de espuma, el espermicida inmoviliza a los espermatozoides y bloquea con burbujas la entrada al útero. Los geles y óvulos se disuelven dentro de la vagina convirtiéndose en un líquido espeso que le quita movilidad a los espermatozoides.

 

Los espermicidas deben colocarse entre 10 y 30 minutos antes de mantener relaciones sexuales. La mujer debe acostarse o ponerse en cuclillas y aplicar el producto lo más cuidadosamente posible en lo profundo de la vagina. En caso de volver a tener relaciones, debe aplicarse más cantidad.

En su uso perfecto, los espermicidas poseen una eficacia del 94 por ciento. En su uso típico, ésta se reduce al 74 por ciento.

 

Entre sus ventajas encontramos que es fácil de aplicar y no produce efectos secundarios. Como puntos en contra, se destaca que no es tan eficaz como otros métodos anticonceptivos y puede llegar a producir reacciones alérgicas en el pene y la vagina e irritar el tejido vaginal. No previene las enfermedades de transmisión sexual.

Dejá un comentario

2 comentarios en “¿Qué son los métodos anticonceptivos?